Cofradía del Bendito Cristo de los Afligidos - Astorga

Saltar a menú, contenido, créditos.

Pasos procesionales

La Cofradía del Bendito Cristo de los Afligidos cuenta en la actualidad con sendos pasos portados ambos a hombros. El paso titular es el del Bendito Cristo, portado por varones y un paso cotitular, el de la Cruz del Sudario, portado por mujeres.

Cabe decir que nunca ha sido motivo de discrepancia ni de discusión en el seno de la Hermandad la idea asumida por todos de que no se considera un objetivo aumentar el patrimonio artístico procesional, debido a que el surgimiento y la vida de la cofradía se centra exclusivamente en el culto, devoción y veneración del Bendito Cristo de los Afligidos. En ese orden de cosas hay que significar que las 12 cruces pardas que, si bien merecen tener cabida en esta sección de "pasos", realmente no pueden considerarse como tales.

El paso del Bendito Cristo de los Afligidos

Como bien decíamos anteriormente es el paso titular de la cofradía.

El Bendito Cristo de los Afligidos, popularmente conocido como "El Cristo de San Andrés", es un Cristo de tres clavos, de gran realismo y constitución vigorosa. La inclinación del cuerpo muerto se deja ver por medio de delicadas contorsiones que reflejan el dramatismo que comunica con el espectador en forma de dolor a través de un rostro resignado.

La talla de tamaño natural hace ostensible el amor al desnudo, solamente la cubre el paño de pureza.

El naturalismo de la obra es excelente en la representación de los músculos y huesos que ponen de manifiesto el gran estudio anatómico.

El Bendito Cristo

La cabeza cae ligeramente sobre su hombro derecho en actitud de sufrimiento contenido, los ojos entreabiertos acentúan su dolor, así como las llagas, de las que fluye sangre copiosamente y la expresividad de las manos ligeramente cerradas.

Tiene los ojos pintados, la boca entreabierta mostrando los dientes y la lengua, el pelo y la barba en el más puro estilo barroco.

Es de la segunda mitad del siglo XVII, de autor desconocido, aunque expertos en arte se inclinan a pensar que el posible autor de la imagen sea Mateo de Prado, escultor gallego que trabajó en diversas obras de la Catedral de Astorga y sus medidas son 170x148x47 centímetros. La imagen es propiedad de la Iglesia Parroquial de San Andrés.

Las primeras andas se construyeron en 1945 y se utilizaron hasta 1991, momento en que se realizan las actuales, de mayor tamaño y dando cabida a un elevado número de braceros.

En los inicios se procesionaba al Bendito Cristo a hombros de 6 braceros que se iban relevando con otros 6. Más tarde se introdujeron otros 6 pasando a 12 braceros totales.

Para el montaje de las flores del paso se amasaban varios carretillos de barro, que servían de firme para su posterior colocación. Esto, unido a las baterías para la iluminación suponía un peso extra para los portadores de la Imagen.

Las andas actuales se componen de una moldura dorada e intercalada con terciopelo granate. En las esquinas se yerguen cuatro faroles de madera tallada, estrenados en el año 2001.

Las dimensiones son de 7 metros de longitud total, 2,5 metros de ancho y 45 centímetros de alto.

Paso del Bendito Cristo

Podemos citar algo característico y distintivo de nuestra procesión en la ciudad de Astorga tal cual es el hecho de que nuestros dos pasos son portados con capuchón. Podemos destacar también la ornamentación floral del paso hasta tal punto que uno de los mayores atractivos de la Semana Santa de Astorga es descubrir en la mañana del Viernes Santo cómo va alfombrado el Bendito Cristo dado que cada año es inédito consiguiéndose siempre ornamentaciones diferentes entre las cuáles parece ser que el gusto mayoritario es la predominancia del clavel rojo aunque ya se sabe que para gustos se hicieron los colores. Y como tercer hecho distintivo podemos significar el gran número de fieles que acompañan al Bendito Cristo en su desfile procesional hasta el punto de que el barrio de San Andrés se queda casi desierto en la mañana del Viernes Santo lo que se completa también con el elevado número de fieles que acuden de la ciudad entera e incluso de la comarca. De ahí viene el dicho popular que se oía años atrás: "cuántos pucheros se quemarán hoy en San Andrés" refiriéndose a la mañana del Viernes Santo.

El paso es pujado por 60 braceros. Su preparación comienza el Miércoles Santo con el traslado de la imagen desde el templo parroquial de San Andrés al cabildo para su colocación en las andas previa limpieza de las mismas.

El Jueves Santo, desde las horas más tempranas de la mañana se comienza el exorno floral del paso, prolongándose hasta casi el ocaso. Normalmente la duración de la colocación de las flores no baja de las 9 horas ininterrumpidas.

Al finalizar la procesión del Viernes Santo las flores de ambos pasos se reparten entre todos los Hermanos allí presentes con las salvedades de que un centro de flores del paso del Cristo es llevado al cementerio de Astorga y colocado a los pies de la Cruz de piedra de la entrada en recuerdo y homenaje de todos los hermanos cofrades fallecidos; otro centro, que es llevado a las Hermanas Clarisas del Convento de Santa Clara y por último un centro más para las Madres Redentoristas por sus atenciones con la cofradía. El resto de las flores sobrantes del paso se llevan a la capilla del Bendito Cristo, en la iglesia parroquial.

El paso de la Cruz del Sudario

Paso de la Cruz del sudario

Este paso se introduce en la cofradía a comienzos de la década de los años 90 cuando, debido a la realización de unas nuevas andas para el Bendito Cristo, surge la idea de utilizar la antiguas para portar en ellas la Cruz de la última estación del Vía Crucis, la Cruz con el Sudario.

La cofradía cuenta con dos Sudarios para la Cruz, uno liso y muy sencillo, con remate de puntillas en los extremos y el otro también liso, que abraza la cruz, posee remates y adornos de cerras doradas y las iniciales de JHS. Este último Sudario fue donado por una hermana a la Parroquia.

En el año 2001 se decide hacer unas nuevas andas para este paso.

La salida procesional de este paso es doble, el Martes Santo acude al Via Crucis en representación de la Cofradía, y el Viernes Santo como última estación del Via Crucis de nuestra procesión titular.

Es portado exclusivamente por hermanas cofrades dando cabida hasta a 30 mujeres. Es propiedad de la Cofradía.

Las Cruces pardas

Cruces pardas

En 1983 se introducen en la procesión 13 grandes cruces que pasarán a ser 12 unos años después al incluir un paso nuevo, la Cruz del Sudario, coincidiendo con la última estación del Vía Crucis que representan.

Estas cruces están marcadas con numeración romana y son portadas verticalmente por hermanos cofrades bien individualmente o por parejas que se van relevando a lo largo de la procesión.

Las cruces número III, VII y IX, además de la numeración romana, poseen el rostro de Cristo por motivo de que representan las tres caídas de nuestro Señor Jesucristo camino del Calvario.