Cofradía del Bendito Cristo de los Afligidos - Astorga

Saltar a menú, contenido, créditos.

Los Estatutos vigentes de nuestra Cofradía provienen del primer Reglamento que se elaboró en 1943, que a lo largo de los años han ido sufriendo sucesivos cambios acordes con los tiempos. El primer Reglamento fue encontrado en el año 2006 curiosamente en un contenedor del centro de la ciudad por un Hermano Cofrade y donado a la Cofradía para su conservación.

Estatutos de la Hermandad del Bendito Cristo de los Afligidos

Reglamento de 1943

Título I

Capítulo 1º

Art. 1º.- Denominación: Los presentes Estatutos regirán a la "Cofradía del Santísimo Cristo de los Afligidos" de la Parroquia de San Andrés de Astorga y que actualmente se denomina "Hermandad del Bendito Cristo de los Afligidos".

Capítulo 2º

Art. 2º.- Demarcación territorial: El ámbito es, en primer lugar, el que se corresponde con la Parroquia de San Andrés Apóstol, y que comprende al barrio de San Andrés (y Santa Clara), pero abierto también a las demás Parroquias de la ciudad y del Arciprestazgo.

Capítulo 3º

Art. 3º.- Sede social: La Hermandad del Bendito Cristo de los Afligidos tiene su domicilio en "El Cabildo", local situado en la calle Párroco Faustino Santos, s/n, junto al templo parroquial.

Capítulo 4º

Art. 4º.- Fines: Los fines que persigue esta Hermandad o Cofradía son de doble índole:

  1. De carácter general:
    1. Fomentar el culto y la devoción al Bendito Cristo de los Afligidos, que se venera desde tiempo inmemorial en la iglesia parroquial de San Andrés de esta ciudad.
    2. Contribuir, además, al mayor esplendor de las procesiones de la Semana Santa.
  2. De carácter específico:
    1. Celebrar todos los viernes de Cuaresma el ejercicio del Vía crucis, como devoción al Bendito Cristo de los Afligidos y para sentirse unidos a los enfermos de la parroquia y a cuantos sufren por una u otra causa.
    2. Organizar todos los años la procesión del Viernes Santo con la imagen del Bendito Cristo, procurando prestarle la mayor atención, tanto en la preparación como en el desarrollo de la misma, así como buscando la participación y la colaboración de los cofrades y de toda la Comunidad.
    3. Aplicar una misa en el altar de la imagen por cada Hermano fallecido.
    4. Celebrar todos los años en el mes de noviembre un funeral de aniversario por todos los Hermanos difuntos de la Cofradía.
    5. Fomentar, por todos los medios, la fraternidad entre sus socios y la unión y convivencia cristiana dentro de la parroquia.
    6. Celebrar con especial solemnidad la Fiesta de la Exaltación de la Cruz el día 14 de Septiembre o el domingo más cercano a esta fecha.
    7. Preocuparse con interés por los que se disponen a contraer matrimonio católico y ofrecerles algún signo-recuerdo relacionado con la Cofradía.

Título II

Capítulo 1º

Art. 5º.- Miembros: Pueden pertenecer a esta Hermandad todas las personas que profesen la Religión Católica Apostólica y Romana, cumplan con las obligaciones que se consignan en los presentes Estatutos y lo soliciten de palabra o escrito del Hermano Mayor o del Secretario, debiendo ser presentado el candidato por uno o varios miembros de pleno derecho y ratificada su admisión por la Junta Directiva.

Para que un miembro pueda ejercer el derecho a voto, se requiere que haya cumplido los dieciocho años de edad.

Art.6º.- Cada miembro se compromete a pagar una cuota de 5€ anuales para atender a los gastos de la Cofradía.

Dicha cantidad podrá ir aumentándose en consonancia con el nivel de vida.

Título III

Capítulo 1º

Art. 7º.- Derechos: Corresponden a todos y cada uno de los cofrades los derechos siguientes:

  1. Participar en la procesión del Viernes Santo organizada por la Cofradía y representar a la misma en otras procesiones de acuerdo con la Junta Directiva y llevando el uniforme correspondiente.
  2. Presentarse como candidato a los cargos de la Junta Directiva.
  3. Darse de baja en la Cofradía, a petición propia.
  4. Participar de los bienes espirituales de la Cofradía.

Capítulo 2º

Art. 8º.- Obligaciones: Será obligación de los Hermanos acompañar a la imagen del Bendito Cristo cuando salga en procesión, vistiendo la túnica reglamentaria y desempeñar gratuitamente los cargos para los que fueren designados por la Junta General.

Art. 9º.- Será también obligación de todos los Hermanos, no impedidos ni ausentes, asistir a las reuniones y actos a los que hayan sido convocados, sea por aviso personal o a través de los medios de comunicación social; comportarse y representar dignamente a la cofradía en los actos a los que asista en nombre de la misma; colaborar con los demás miembros para conseguir los fines que se propone esta Hermandad.

Capítulo 3º

Art. 10º.- De la Autoridad Eclesiástica: La Hermandad o Cofradía, como asociación pública de fieles cristianos, está bajo la autoridad del Ordinario de la Diócesis, al que corresponde cuidar de que en ella se conserve la integridad de la fe y de las costumbres.

Art. 11º.- Compete igualmente a la autoridad Eclesiástica la aprobación de los Estatutos, así como la revisión o cambio de los mismos.

También es competencia suya confirmar al Presidente o Hermano Mayor elegido por los cofrades y nombrar el Capellán o Consiliario como delegado o representante del Ordinario siempre de acuerdo con el Derecho Canónico.

Título IV

Capítulo 1º

Art. 12º.- De los Órganos de Gobierno: La Asamblea o Junta General constituida por todos los miembros en pleno derecho, es el máximo órgano decisorio en el gobierno de la cofradía. Esta se convocará, al menos, una vez al año, concretamente uno de los Domingos de Cuaresma.

Art. 13º.- Es competencia de la Asamblea o Junta General: la elección del Hermano Mayor o Presidente, la aprobación de los presupuestos y balances, así como del Reglamento de régimen interno y de los Estatutos.

Art. 14º.- La Asamblea o Junta General sólo podrá quedar constituida cuando asistan, al menos, un 25% de sus miembros, en primera convocatoria; en segunda convocatoria, media hora más tarde, bastará la mayoría absoluta (la mitad más uno de los presentes) para poder tomar decisiones o celebrar elecciones.

Art. 15º.- La Junta de Gobierno o Directiva estará compuesta por el Hermano Mayor, el Secretario, el Tesorero y seis Vocales y el Consiliario.

Los acuerdos de la Junta Directiva no serán vinculantes sin la presencia de la mitad más uno de sus componentes.

La renovación de dichos cargos se hará cada tres años en la Junta General, no pudiendo ser reelegidos más que por un segundo mandato y procurando que no cesen todos a la vez.

(Este artículo fue modificado, ampliando la renovación de cargos, cada cuatro años, en Junta General).

Art. 16º.- Para ocupar el cargo de Presidente o Hermano Mayor, se requiere, aparte de una conducta y formación coherente con la función a desempeñar, que resida en la Parroquia de San Andrés.

(Este artículo fue modificado, eliminando la pertenencia y la residencia de los Hermanos a la Parroquia para acceder al cargo. Fue aprobado en Asamblea Extraordinaria, celebrada el día 19 de diciembre de 1999).

No podrá acceder a dicho cargo aquel cofrade que ejerza cargos de dirección en partidos políticos o responsabilidades de autoridad ejecutiva.

Art.17º.- Corresponde al Hermano Mayor convocar y presidir la Junta General y cualquier acto que organice la Cofradía; representar a la misma ante las instituciones; coordinar las actividades programadas y recoger las iniciativas que contribuyan al bien de la Hermandad y colaborar con la Junta Pro Fomento y las demás cofradías en la orientación y vivencia cristiana de la Semana Santa de Astorga.

Compete al Hermano Mayor cumplir y hacer cumplir los presentes Estatutos, hacer que se ejecuten los acuerdos tomados y firmar los documentos.

Art. 18º.- Se consideran deberes del Secretario: Custodiar los documentos de la Cofradía, redactar las Actas de las reuniones, llevar el registro de los socios, redactar la Memoria anual que ha de leer en la Asamblea, realizar las funciones que le encarguen el Hermano Mayor o el Consiliario y suplir al Hermano Mayor en sus ausencias, enfermedad o fallecimiento.

Art.19º.- Se consideran deberes del Tesorero o Administrador: Llevar la contabilidad de la Hermandad, tener actualizado el inventario, presentar el balance económico, pagar los gastos ocasionados durante el ejercicio con el Vº Bº del Presidente, extender los recibos de las cuotas y custodiar los títulos de propiedad y otros documentos relacionados con la administración.

Art. 20º.- Se consideran deberes de los Vocales: Asesorar al Presidente, sugerir iniciativas y colaborar en los distintos aspectos que requieren el buen funcionamiento de la Directiva, especialmente en la preparación y realización de la procesión y otros actos concernientes a la Cofradía.

Art. 21º.- La Junta Directiva podrá nombrar de entre las señoras, que sean socias, cuatro o seis, que llevarán el título de Camareras del Bendito Cristo de los Afligidos, a las que corresponderá todo lo relativo al adorno y limpieza del Altar y carroza de la imagen.

Título V

Capítulo 1º Del Patrimonio

Art.22º.- Todo el patrimonio que posee la Hermandad al redactarse los presentes Estatutos.

Capítulo 2º

Art. 23º.- De los recursos económicos: Los recursos económicos de esta Hermandad son los obtenidos por cobro de cuotas anuales de los socios, por donativos de los fieles y por la parte proporcional que le corresponde de aportaciones o subvenciones de Organismos Civiles o Religiosos a las Cofradías de la ciudad.

Cuando dichos recursos han cubierto las necesidades de la Hermandad, se suelen destinar a otras necesidades parroquiales.

Capítulo 3º

Art. 24º.- De la enajenación de bienes: Para la enajenación de cualquiera de los bienes propiedad de la Cofradía, a no se que tengan muy poco valor, se requiere tasación escrita efectuada por peritos, además de una causa justa y, en su caso, la autorización del Ordinario.

Título VI

Capítulo 1º

Art. 25º.- De la disolución de la Cofradía: Toda Hermandad o Cofradía es perpetua por su condición de persona jurídica; no obstante, puede extinguirse si ha cesado su actividad por espacio de cien años o si es legítimamente suprimida por la autoridad competente (Cánones 120 y 320).

Capítulo 2º

Art. 26º.- Destino de sus bienes: En conformidad con el artículo 14 de los presentes Estatutos o Reglamento del año 1943, en caso de disolución de esta Hermandad, todos los bienes y efectos quedarán al arbitrio del Ordinario de la Diócesis sobre el destino que haya de darse a los mismos.

Título VII

Capítulo único.- Revisión y cambio de los Estatutos

Art. 27º.- De acuerdo con el artículo 11 de los presentes Estatutos, basado en el canon 314, se solicitará la aprobación de los mismos una vez que los socios den su conformidad en la próxima Junta General de este año 1995.

Los cambios que se han introducido obedecen a las normas orientativas dictadas por Autoridad Civil con el fin de que puedan ser reconocidos ante el Ministerio de Justicia a efectos civiles.

Han colaborado en su revisión y elaboración:

Vacantes: Secretario y un Vocal.

Estos Estatutos fueron aprobados en Asamblea General Extraordinaria el día 12 de noviembre de 1995.

Y con el Vº Bº del Sr. Obispo D. Camilo, Obispo de Astorga.

El día 20 de febrero de 1996.

Entran en vigor en esta fecha.